Ómicron es el virus con la mayor propagación de la historia


La Organización Mundial de la Salud informó que el 6 de enero de 2.022 fue el día con mayor número de nuevos casos desde que comenzó la pandemia: 2,6 millones de infecciones notificadas en 24 horas.

Ómicron es el virus con la mayor propagación de la historia y a un mes y medio de descubierto ya está presente en casi todo el planeta. Aquí, el mismo día, el Ministerio de Salud de la Nación informó que en nuestro país se confirmaron más de 109 mil nuevos contagios.

En este contexto de aumento explosivo de nuevos casos, hay una evidencia irrefutable: las vacunas funcionan muy bien para evitar formas graves de infección por Covid 19 y reducen muy considerablemente la posibilidad de morir por la enfermedad. La experta en vacunas, Doctora en Ciencias Bioquímicas e Investigadora Principal del CONICET, Daniela Hozbor lo considera un “Hito en la historia de la humanidad, hito en la vacunología, hito para nuestro país. Orgullo total.”

En el mismo sentido, el Biólogo Molecular, Inmunólogo y Biotecnólogo Ernesto Resnik expresó: “El desarrollo tan rápido de las vacunas salvó millones de vidas. La campaña argentina de vacunación salvó posiblemente decenas o centenares de miles de vidas. Debiera ser motivo orgullo de todos los argentinos y argentinas.” Y, agregó: “Que no sea así es un testimonio de podredumbre política imposible de ignorar.”

En un año signado por las dificultades para conseguir vacunas producto del acaparamiento de los países del Norte Global, y una irresponsable y demencial campaña contra la inmunización por parte de la oposición política, en la Argentina se realizó la mayor campaña de vacunación de la historia: más del 84,6% de la población ya recibió una dosis, 72% dos dosis y 12,5% tres dosis.

Y si bien los niveles de ocupación en Terapia Intensiva (UTI) se mantienen por debajo del 40% a nivel nacional (contra cerca del 70% en junio del año anterior) durante el último mes se duplicó+: el 7 de enero las personas internadas en UTI son 1.680.

Como sucede con los registros del Hemisferio Norte, en la Argentina los casos activos aumentaron exponencialmente en un mes: El 8 de diciembre pasado los casos activos en todo el país eran 24.504, el 6 de enero los casos activos treparon a 480.726, casi veinte veces más.

También aumentó el contagio entre niños, niñas y adolescentes, los grupos etarios menos inmunizados. El Hospital Garrahan informó que volvió a abrir una tercera sala de Covid porque lxs niñxs en terapia intensiva pasaron de 15, el 20 de diciembre, a 55 el 4 de enero. La mayoría sin ninguna dosis de la vacuna por diversas razones.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC) informó que entre los inmunizados con esquema completo solamente el 0,015% tuvieron cuadros graves y el 0,0033% fallecieron.

La científica Andrea Gamarnik, experta en virología molecular e Investigadora Superior del CONICET, informó sobre las vacunas pediátricas que: “En el caso del coronavirus las vacunas aprobadas solo son virus inactivados. Las vacunas a virus inactivado son más seguras porque son las plataformas que conocemos desde hace mucho tiempo, son las vacunas que se están aplicando en este momento para toda la parte pediátrica. Es una vacuna muy segura, que se conoce desde hace mucho, se han hecho estudios clínicos y son las recomendadas ahora para la franja de 3 a 11 años. La vacunación pediátrica es importante para cuidar a los chicos, porque en algunos casos pueden ser con síntomas o pueden tener secuelas. Pero el otro aspecto que es extremadamente importante es cuidar al resto de la sociedad que se pone en riesgo al convivir con niños infectados.”

A continuación gráfico del físico Jorge Aliaga que permite observar el desacople entre el uso UTI y fallecidos. En las dos olas anteriores las líneas son coincidentes, en la tercera ola están absolutamente distanciadas.

https://twitter.com/jorgeluisaliaga/status/1479550187429376004